Ir a inicio Ir a Página Anterior

 

Basílica y Real Santuario de la Santísima

Vírgen de la Cabeza

Andujar - Jaen - España

Bandera de la Ciudad Localización Escudo de la Ciudad

Andújar es un municipio español de la provincia de Jaén, Andalucía. Cabecera de la comarca de la Campiña de Jaén, con casi 957 km² de superficie es el municipio con mayor extensión de toda la provincia. Ciudad industriosa y bien comunicada, es la tercera más poblada de la provincia ya que cuenta con una población aproximada de 40.000 habitantes.
Su término municipal está dividido por el Río Guadalquivir, quedando al norte el Parque natural de la Sierra de Andújar perteneciente a Sierra Morena y al sur la vega y campiña.

La Basílica y Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza es un santuario ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra de Andújar más concretamente en el paraje conocido coloquialmente como Cerro del cabezo, a 32 Km al norte de la ciudad de Andújar (Jaén). Se trata del lugar en el cual se venera la imagen de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andújar por bula del Papa San Pío X el 18 de marzo de 1909 y de la Diócesis de Jaén por bula del Papa Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959.
El 25 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI concedió al Santuario Indulgencias Plenarias, lo que fue el paso previo para el nombramiento de este como Basílica Menor. En 2009, durante la celebración de su Año Jubilar, el Papa Benedicto XVI la condecoró con la Rosa de Oro, "singular privilegio" con el que el Papa reconoce su patronazgo sobre la Diócesis de Jaén, la profunda devoción con la que es venerada y la amplia historia de su romería, la más antigua del país. Le fue impuesta por el Obispo de Jaén, Don Ramón del Hoyo López, el día 22 de noviembre de 2009 en la Santa Iglesia Catedral de Jaén.3 Es la primera Virgen de España que la recibe.5 En la Rosa de Oro hay una inscripción en latín:
«Benedicto XVI. Rosa de Oro. Para la imagen de la Bienaventurada Virgen María de la Cabeza, Patrona Celestial de la Diócesis de Jaén. Concesión benignísima. 22 de noviembre de 2009».




Según la leyenda, cuando San Eufrasio vino a España, trajó consigo una imagen de la Santísima Virgen a la que rendía culto y devoción. En el siglo VIII cuando Andújar fue ocupada por los Árabes, la Sagrada Imagen fue escondida entre unas peñas en uno de los cerros mas altos e inaccesibles de Sierra Morena para evitar su profanación.
En el siglo XIII, un pastor apacentaba su ganado, cabras y ovejas, en las alturas de Sierra de Andújar junto a la cumbre del Cabezo.(Jaén). Era cristiano sencillo y fervoroso, quizá algo entrado en años y estaba aquejado de una anquilosis o paralización total en el brazo izquierdo.
Empezaron a llamar su atención las luminarias que divisaba por las noches sobre el monte cercano a donde tenía su hato y a las que se sumaba el tañido de una campana. Finalmente quiso salir de duda y en la noche del 11 al 12 de agosto del año 1227 resolvió llegar a la cumbre.
A su natural temor sucedió una expresión de asombro y gozo, porque en el hueco formado por dos enormes bloques de granito, encontró una imagen pequeña de la Virgen, ante cuya presencia se arrodilló el pastor y oró en voz alta entablando un diálogo con la Señora.
La Santísima Imagen le expresó su deseo de que allí se levantara un templo, enviándolo a la ciudad, para que anunciara el acontecimiento y mostrara a todos la recuperación del movimiento en su brazo y de esta forma, dieran crédito a sus palabras. Bajó a la ciudad y anunció el suceso que no tuvieron más remedio que creer ante el testimonio de su brazo curado.
La actual imagen, tallada por José Navas Parejo en 1944 tras la desaparición de la antigua, representa a la Madre y Señora sentada sobre un pequeño sitial sin respaldo, sosteniendo al Niño Dios en su brazo izquierdo y ofreciendo un pequeño fruto rojizo en la mano derecha, interpretado como un madroño dada la abundancia de este fruto en la sierra.
La Imagen de María viste túnica carmesí ceñida con un pequeño cíngulo o efed de líneas verticales, al estilo hebreo, manto azul estofado en oro, en alusión a la Encarnación y a su Inmaculada Concepción y tocado blanco que deja ver el cabello moreno que le cae sobre los hombros. El Niño viste túnica clara como redentor del género humano y porta en su mano izquierda una esfera dorada al tiempo que con la derecha muestra a su Madre.
Con motivo de la conmemoración anual de la aparición, el 12 de agosto, los fieles pueden contemplar la talla de la Imagen coronada y cubierta tan sólo por su manto de reina. Destaca en ambas figuras el color moreno de su piel, que le ha dado el apodo de La Morenita.
Las características iconográficas recogidas por los diferentes investigadores, indican que era una talla posiblemente gotica . Portaría al Divino Infante en su brazo derecho, mientras que con el izquierdo le ofrece una manzana, convirtiéndose así en la nueva Eva que ofrece la manzana como fruto de salvación. El Niño tiene en su mano derecha una pequeña bola, representando al mundo, y simbolizando la idea de Jesús hombre y salvador, Señor de toda la tierra, a la que redime con su muerte y resurrección. la virgen de la Cabeza es conciderada como aceituna.
Nadie podrá dudar que el establecimiento de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza tuvo ilustre y generoso principio en la Ciudad de Andújar, pero el tiempo y la antigüedad que todo lo consume, nos ha privado de conocer su fundación original, sin embargo la tradición popular iliturgitana siempre ha mantenido que la Cofradía se fundó en el momento de la aparición de la Imagen, en 1227.
Durante todo los siglos XIV y XV, y dada la fama de milagrosa que tenía Imagen, la devoción a la Stma. Virgen de la Cabeza irá creciendo, aumentando también, el numero de cofrades y peregrinos que asistían anualmente a su Romería. Según Salcedo Olid, para su celebración, el pueblo de Andújar elegía anualmente a prioste, alcaldes y diputados que habían de organizar y dirigir la fiesta, así como nombraba el rector y capellanes del Santuario, sin que en estos nombramientos y elecciones pudieran intervenir ninguna autoridad. Es en el siglo XVI, donde encontramos los primeros estatutos conocidos de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza de Andújar y que datan de 1505, cuando el ilustre obispo de Jaén, confirmó los estatutos por los que la Cofradía venía rigiéndose desde hacía doscientos años, posteriormente en 1557 y 1565, los obispos gobernantes confirmaron solemnemente la aprobación hecha de su antecesor. Por este y otros documentos, sabemos que la Cofradía tenía un marcado carácter asistencial con sus cofrades y enfermos del Hospital de Ntra. Sra. de la Cabeza que, además gobernaba y regia en la calle Hospitales (hoy Ollerías) de Andújar. En este lugar hacia la Cofradía sus cabildos o juntas y, en la Ermita allí construida, celebraban su fiesta el primer domingo de mayo después de la celebración en la sierra. En esta época, fueron varios los pleitos interpuestos por la Cofradía. Así en 1518 y 1552, sendas bulas papales, confirmaban a la Cofradía en la propiedad del Santuario y la administración exclusiva del mismo, con total exclusión de cualquier autoridad civil o religiosa, situación de privilegio de la que gozó la Cofradía hasta el año 1700 y que solo es explicable si era propietaria de la Imagen desde sus inicios y del Santuario desde su construcción. En 1590, la orden de los Carmelitas descalzos se valieron de favores para con el Prioste y Diputados para que hicieran donación del Santuario a su orden, siendo anulada dicha donación en 1593.
Ya en el siglo XX, en 1930, los PP. Trinitarios asumen el cuidado del Real Santuario por decisión del obispado de Jaén, y es durante la Guerra Civil en 1936, cuando se produce el hecho que ha marcado profundamente a la Cofradía de Andújar, la practica destrucción del Santuario y sobre todo la desaparición de la Imagen de la Stma. Virgen. Terminada la guerra, se realiza nueva Imagen y se reconstruye el Santuario, resurgiendo así la romería con la misma fuerza de siempre, y por supuesto su Cofradía Matriz. Este siglo ha sido especialmente prolífico en títulos y reconocimientos a la Stma. Virgen de la Cabeza, así podemos destacar la bula del Papa San Pío X, en 1909, que decreta su coronación canónica y le nombra oficialmente Patrona de Andújar, o la bula de 1959 del que también fue santo el Papa Juan XXIII que declara su patronazgo sobre la Diócesis de Jaén, celebrándose una coronación de desagravio en 1960. En 1996 inicia una profunda reforma de los Estatutos de la Cofradía para adaptarlo al actual Derecho Canónico, siendo en la Romería del año 2000, cuando el obispo de Jaén D. Santiago García Aracíl, aprueba los que serán los nuevos Estatutos por los que se regirá la Cofradía en adelante. El año siguiente, la Junta de Andalucía, concede a la Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza, de Andújar, la medalla de oro de Andalucía.
La devoción a la Santísima Virgen se pone de manifiesto a través de los siglos por escritores como: Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Pedro Calderón de la Barca, Salcedo Olid, Bartolomé Pérez Guzmán, Luisa Fe y Jiménez, Alfredo Cazabán Laguna, Antonio Alcalá Venceslada o Carlos de Torres Laguna.

 


 

 

 

Links de interés

http://www.wikipedia.com


Ir Arriba