Ir a inicio Ir a Página Anterior

 

CANTABRIA

CAPITAL DE AUTONOMÍA: Santander
SUPERFICIE (Km2): 5.289
CAPITAL DE PROVINCIA: Santander
Población de la Comunidad ( Enero del 2012 ) : 593.861 Habitantes

 

USO DEL SUELO (en %)

Superficie arable: 4,5
Pastizales y praderas: 27,8
Superficie forestal: 54,8
Otros usos: 12,9
Secano (% sup.): 98,7
Regadío (arable): 1,3


AGRICULTURA

Destaca en la agricultura la expansión de la superficie pratense y de los cultivos forrajeros. El producto más importante del campo es el maíz de secano. Otros cultivos son los de patatas, legumbres, hortalizas y frutales. Explotación forestal (hayas, robles, nogales y castaños)


GANADERÍA


Gran especialización bovina, con granjas, centros de inseminación, mercados y ferias. Existe una notable flota pesquera con base en los puertos de Santander y Castro Urdiales.

INDUSTRIA

Extracción de hierro, cinc y plomo. Torrelavega es centro de la industria química. Alrededor de Santander surgen nuevas áreas industriales, con metalurgia, construcciones mecánicas, industria química, farmacéutica, papelera y maderera. Producción de derivados lácteos.

 

Siendo Cantabria una región de tan sólo 5.300 kilómetros cuadrados, ofrece curiosamente las diferencias climatológicas, faunísticas y de vegetación propias de una gran región. Su fauna y su flora son riquísimas, encontrándose en su territorio uno de los últimos refugios de osos, lobos, urogallos, pitos negros, treparriscos y águilas reales, especialmente en las reservas de Saja y Picos de Europa.

En su costa, jalonada de pueblos pesqueros, playas y pequeñas calas, se disfruta de paisajes bellísimos. En el interior abundan los paisajes montañosos, con bellos valles donde se asientan villas pasiegas de gran tipismo.

En sus ríos, con un clima en general suave y húmedo, abundan los salmones y truchas. Hidrográficamente hablando, la montaña más singular de España está en Cantabria, por la sierra de Peña Labra, una cumbre que apenas destaca entre las circundantes, pero que sin embargo tiene la peculiaridad de que una gota caída en su cumbre puede ir tanto al Océano Atlántico, como al mar Cantábrico como al Mediterráneo. A ello se debe su nombre de Pico de Tres Mares, pues de aquí parte el río Pisuerga que mas tarde será el Duero, desembocando en el Atlántico; el bravo río Nansa que fluye al Cantábrico; y por último el Hijar que en seguida se transformará en el Ebro para morir en el Mediterráneo. A partir de esta singular cumbre se suelen emprender excursiones montañeras y descender el río Ebro en Piragua.

La capital cántabra, Santander, está situada en una hermosa bahía, cuyo puerto sostiene un gran tráfico marítimo. Posee a su vez un gran aeropuerto y se vanagloria de ser una ciudad abierta y cosmopolita. Es de destacar la amplia oferta cultural que se despliega en ella durante la época estival, sobre todo gracias a su Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Festival Internacional. Sus museos, ferias taurinas, casino de juegos en el incomparable marco del puerto deportivo del Sardinero, junto con sus importantes instalaciones deportivas, hacen de Santander una ciudad extremadamente atractiva para el ocio.

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentra Santillana del Mar, bellísima localidad de calles y casas medievales, donde se encuentran las renombradas Cuevas Prehistóricas de Altamira, declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. En toda la región se pueden visitar además otras cuevas prehistóricas, así como como la Iglesia rupestre de Santa Maria de Valverde, iglesias mozárabes; colegiatas románicas y otros monumentos de gran antigüedad.

Pero Cantabria no sólo nos muestra monumentos realizados por mano del hombre, sino también aquellos realizados por la mano de Dios, hoy conservados como parques naturales, un ejemplo de ello es el situado a 17 kilómetros de la capital, Parque de la Naturaleza de Cabárceno, consistente en un singular paisaje cárstico, en el que habitan en régimen de semi libertad, animales de los cinco continentes. Las fiestas tradicionales de Cantabria, su artesanía y su gastronomía rematan tantos atractivos que hacen a esta región realmente merecedora de una visita; la cual no sólo no decepcionará sino que reportará fascinantes sorpresas.

 

Links de interés:


http://www.cantabria.es
http://www.cantabriajoven.com



Ir Arriba